¿Qué puede hacerse con el Informe Brandt?

  • Miguel S. Wionczek

Resumen

Ya que el mandato de la Comisión Brandt, escrito en 1977, era para encargarse de los problemas Norte-Sur y no de los problemas del Norte, el Informe Brandt se basó en el doble supuesto de la viabilidad general de la economía del Norte y de la suficiencia general de las políticas económicas internas del Norte. Sin embargo, las premisas resultaron erróneas, por lo que sus propuestas deben considerarse no en el contexto del panorama económico internacional —como lo percibían las capitales occidentales y los miembros de la Comisión Brandt, a fines de 1979—, sino en el contexto de la crisis que se agrava rápidamente en lo que va de 1980. Prestando la debida atención a la extrema gravedad de las dificultades globales y al predominio persistente a nivel mundial de las herramientas convencionales de política económica, en este ensayo se comentan los seis grupos más importantes de las propuestas del Informe.

Biografía del autor

Miguel S. Wionczek

Economista mexicano. Consejero de las publicaciones "Comercio exterior" y "Journal of common market studies". Experto en asuntos de política tecnológica. Miembro de El Colegio de México, y actualmente director de un proyecto sobre perspectivas energéticas.

Palabras clave Informe Brandt, Relaciones Norte-Sur, Crisis Económica Internacional, Países en Desarrollo, Cooperación
Compartir
Cómo citar
Wionczek, M. (1981). ¿Qué puede hacerse con el Informe Brandt?. Estudios Internacionales, 14(54), p. 201-223. doi:10.5354/0719-3769.2011.16131
Sección
Artículos
Publicado
1981-01-01