Relaciones diplomáticas entre el Imperio del Brasil y el Estado Oriental del Uruguay

Autores/as

Resumen

Después de 12 años de presencia luso-brasileña de la Banda Oriental (1817—1828), Uruguay se formó como un Estado independiente en 1828. Durante la década siguiente, con el nombramiento de Manuel Almeida Vasconcellos, el Imperio del Brasil instaló su primera legación en Montevideo, inaugurando así relaciones diplomáticas con Uruguay. A partir del estudio de las principales transformaciones geopolíticas en el Cono Sur en los años ‘30 del 800, vinculadas con un contexto más amplio de consolidación del Estado imperial y de construcción del Estado nacional uruguayo, el presente trabajo busca investigar los temas destacados en la pauta diplomática entre ambos Estados. Para ello se ha tomado como base el análisis cualitativo de los informes del consulado brasileño, la correspondencia con la Regencia Imperial y los artículos publicados en el periódico El Universal. Se concluye que la misión Vasconcellos ofrece un panorama complejo y enriquecedor de los procesos que reconfiguraron la actuación de las fuerzas políticas hegemónicas que disputaron el poder a partir de la década de 1830 en ambos países.

Biografía del autor/a

Nastasia Barceló Severgnini, Universidade de São Paulo

Doctoranda en Ciencias Sociales (USP). Magíster y Licenciada en Relaciones Internacionales. Profesora Asistente del Programa de Estudios Internacionales (PEI) de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República.

Palabras clave:

Relaciones Internacionales, Historia, Brasil, Uruguay, Siglo XIX