Enfrentando y previniendo las crisis financieras

  • Ricardo Ffrench-Davis Muñoz Instituto de Estudios Internacionales, Universidad de Chile

Resumen

La apertura de la cuenta de capitales puede traer importantes beneficios para la economía global. Sin embargo, también puede generar costos importantes. De hecho las finanzas internacionales han estado en el centro de las crisis económicas. La dimensión financiera jugó un papel central en la crisis de los años treinta y setenta, y en las crisis cambiaría de México en 1994 y de los países asiáticos ahora. Las crisis recientes han hecho evidentes las profundas imperfecciones del mercado internacional de capitales y la gran vulnerabilidad de las economías en desarrollo a los choques provenientes de dicho mercado. El primero de estos fenómenos se refleja en la volatilidad que ha caracterizado al mercado durante las últimas décadas. La sucesión de oleadas de expansión excesiva y pánicos financieros indican que el mercado fluctúa más allá de lo que recomiendan los fundamentos de las economías. Los costos de esta volatilidad son elevados para los países en desarrollo. Las fases de auge de capitales tienden a desviar las variables macroeconómicas claves (como el tipo de cambio y los precios de los activos) de su equilibrio de largo plazo. El costo más importante de ello es que, si los flujos se revierten abruptamente, se pueden desencadenar crisis bancarias y financieras, que provocan grandes daños en los países directamente afectados, y reducen la vitalidad del desarrollo económico mundial. Hay creciente necesidad de encontrar nuevos arreglos institucionales que minimicen los riesgos de que ocurran crisis cambiarias y financieras. Este es, por lo tanto, un momento oportuno para repensar el ordenamiento financiero internacional y, por el contrario, uno poco oportuno para una liberalización adicional de dicho mercado. Más allá de la necesidad de mejorar el manejo de las crisis mismas, aquí se destacan dos elementos. El primero es que el centro de atención debe ser la gestión de las bonanzas y no de las crisis, ya que éstas suelen ser el resultado de bonanzas mal manejadas. El segundo es que la ausencia de un marco regulatorio apropiado a nivel internacional justifica la adopción de medidas nacionales que estén orientadas al objetivo de controlar las bonanzas que las autoridades consideren insostenibles. Cabe destacar los sistemas de encajes a flujos externos que han utilizado con éxito Colombia y Chile. En el texto se examinan propuestas en los planos nacional e internacional.

Biografía del autor

Asesor regional principal de la CEPAL; profesor Instituto Estudios Internacionales de la Universidad de Chile.

Compartir
Cómo citar
Ffrench-Davis Muñoz, R. (1998). Enfrentando y previniendo las crisis financieras. Estudios Internacionales, 31(123-124), p. 3-12. doi:10.5354/0719-3769.2011.15027
Publicado
1998-01-01