• Algunas reflexiones sobre una diplomacia multilateral contemporánea
Raimundo González Aninat

Resumen

La diplomacia moderna debe adecuarse a los nuevos desafíos de la sociedad contemporánea y entenderse como una "diplomacia de la solidaridad", para lo cual lo central es la cooperación. Así, el autor analiza la naturaleza jurídica de la cooperación y la vincula con la noción de desarrollo; debe partirse de un concepto renovado y revitalizar, en este sentido, los propósitos fundamentales de la Carta de Naciones Unidas. Más adelante establece las acciones relativas a la cooperación en el marco de esta organización -como la iniciativa chilena para estudiar el reparto de los beneficios de la actividad espacial- y, siguiendo esto, explica las cuestiones relevantes para una acción diplomática moderna.  Toca aspectos como el concepto de patrimonio común de la humanidad, medidas de confianza, desarme y desarrollo, tecnologías de punta, medio ambiente y seguridad internacional. En este último punto profundiza el tema del repositorio nuclear argentino de Chagres y sus consecuencias.  Por todo lo anterior concluye que en los países del Tercer Mundo es fundamental enfatizar la vía multilateral especializada y actuar en forma concertada, por ejemplo frente al problema de la deuda externa.

Palabras clave

Texto completo: PDF



DOI: 10.5354/0719-3769.1991.15519