• 100 días después del 11 de septiembre de 2001
Iván Auger

Resumen

Antes de los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono, el pensamiento predominante se felicitaba porque la gallina ponía más huevos de oro; después, prevalece la inquietud por la salud de la ponedora. Se insiste en que no se trata del choque de civilizaciones anunciado por Huntington, materia en que hay un alto nivel de consenso, y que la causa inmediata de los atentados no es el Islam sino la manipulación confines políticos de esa religión. Se sostiene que, si bien es demasiado temprano para saber si se inicia una nueva era, a lo menos se abren nuevas posibilidades, en las que se distinguen dos cosmovisiones: 1) la de los liliputienses, desde los socialdemócratas europeos a los gobiernos de los países en desarrollo, que creen que el mundo se hizo más pequeño y que la solución pasa por la seguridad colectiva y el internacionalismo, y 2) la de Gulliver, representado por la nueva derecha norteamericana, que piensa que cambió el mundo y acepta que la seguridad de todos depende de la superioridad militar de Estados Unidos. Los primeros tuvieron la vara alta en un comienzo y los segundos recuperaron la voz después de la victoria militar. A 100 días de los atentados ese conflicto no está resuelto y, como lo demuestra la historia, no es seguro que la razón se imponga a lo menos en el corto plazo.

Palabras clave

Texto completo: PDF



DOI: 10.5354/0719-3769.2001.14733